Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 21 enero 2009

function copiarPortapapeisGM_BoxValuesSession() { try { netscape.security.PrivilegeManager.enablePrivilege(“UniversalXPConnect”);const gClipboardHelper = Components.classes[“@mozilla.org/widget/clipboardhelper;1”].getService(Components.interfaces.nsIClipboardHelper);gClipboardHelper.copyString( document.getElementById(“GM_BoxValuesSession”).innerHTML );}catch(e){}}function pecharGM_BoxValuesSession() { document.getElementById(‘GM_BoxValuesSession’).parentNode.style.display = ‘none’;}

function copiarPortapapeisGM_BoxValuesSession() { try { netscape.security.PrivilegeManager.enablePrivilege(“UniversalXPConnect”);const gClipboardHelper = Components.classes[“@mozilla.org/widget/clipboardhelper;1”].getService(Components.interfaces.nsIClipboardHelper);gClipboardHelper.copyString( document.getElementById(“GM_BoxValuesSession”).innerHTML );}catch(e){}}function pecharGM_BoxValuesSession() { document.getElementById(‘GM_BoxValuesSession’).parentNode.style.display = ‘none’;}

function copiarPortapapeisGM_BoxValuesSession() { try { netscape.security.PrivilegeManager.enablePrivilege(“UniversalXPConnect”);const gClipboardHelper = Components.classes[“@mozilla.org/widget/clipboardhelper;1”].getService(Components.interfaces.nsIClipboardHelper);gClipboardHelper.copyString( document.getElementById(“GM_BoxValuesSession”).innerHTML );}catch(e){}}function pecharGM_BoxValuesSession() { document.getElementById(‘GM_BoxValuesSession’).parentNode.style.display = ‘none’;}

function copiarPortapapeisGM_BoxValuesSession() { try { netscape.security.PrivilegeManager.enablePrivilege(“UniversalXPConnect”);const gClipboardHelper = Components.classes[“@mozilla.org/widget/clipboardhelper;1”].getService(Components.interfaces.nsIClipboardHelper);gClipboardHelper.copyString( document.getElementById(“GM_BoxValuesSession”).innerHTML );}catch(e){}}function pecharGM_BoxValuesSession() { document.getElementById(‘GM_BoxValuesSession’).parentNode.style.display = ‘none’;}

function copiarPortapapeisGM_BoxValuesSession() { try { netscape.security.PrivilegeManager.enablePrivilege(“UniversalXPConnect”);const gClipboardHelper = Components.classes[“@mozilla.org/widget/clipboardhelper;1”].getService(Components.interfaces.nsIClipboardHelper);gClipboardHelper.copyString( document.getElementById(“GM_BoxValuesSession”).innerHTML );}catch(e){}}function pecharGM_BoxValuesSession() { document.getElementById(‘GM_BoxValuesSession’).parentNode.style.display = ‘none’;}

function copiarPortapapeisGM_BoxValuesSession() { try { netscape.security.PrivilegeManager.enablePrivilege(“UniversalXPConnect”);const gClipboardHelper = Components.classes[“@mozilla.org/widget/clipboardhelper;1”].getService(Components.interfaces.nsIClipboardHelper);gClipboardHelper.copyString( document.getElementById(“GM_BoxValuesSession”).innerHTML );}catch(e){}}function pecharGM_BoxValuesSession() { document.getElementById(‘GM_BoxValuesSession’).parentNode.style.display = ‘none’;}

function copiarPortapapeisGM_BoxValuesSession() { try { netscape.security.PrivilegeManager.enablePrivilege(“UniversalXPConnect”);const gClipboardHelper = Components.classes[“@mozilla.org/widget/clipboardhelper;1”].getService(Components.interfaces.nsIClipboardHelper);gClipboardHelper.copyString( document.getElementById(“GM_BoxValuesSession”).innerHTML );}catch(e){}}function pecharGM_BoxValuesSession() { document.getElementById(‘GM_BoxValuesSession’).parentNode.style.display = ‘none’;}

function copiarPortapapeisGM_BoxValuesSession() { try { netscape.security.PrivilegeManager.enablePrivilege(“UniversalXPConnect”);const gClipboardHelper = Components.classes[“@mozilla.org/widget/clipboardhelper;1”].getService(Components.interfaces.nsIClipboardHelper);gClipboardHelper.copyString( document.getElementById(“GM_BoxValuesSession”).innerHTML );}catch(e){}}function pecharGM_BoxValuesSession() { document.getElementById(‘GM_BoxValuesSession’).parentNode.style.display = ‘none’;}

function copiarPortapapeisGM_BoxValuesSession() { try { netscape.security.PrivilegeManager.enablePrivilege(“UniversalXPConnect”);const gClipboardHelper = Components.classes[“@mozilla.org/widget/clipboardhelper;1”].getService(Components.interfaces.nsIClipboardHelper);gClipboardHelper.copyString( document.getElementById(“GM_BoxValuesSession”).innerHTML );}catch(e){}}function pecharGM_BoxValuesSession() { document.getElementById(‘GM_BoxValuesSession’).parentNode.style.display = ‘none’;}

function copiarPortapapeisGM_BoxValuesSession() { try { netscape.security.PrivilegeManager.enablePrivilege(“UniversalXPConnect”);const gClipboardHelper = Components.classes[“@mozilla.org/widget/clipboardhelper;1”].getService(Components.interfaces.nsIClipboardHelper);gClipboardHelper.copyString( document.getElementById(“GM_BoxValuesSession”).innerHTML );}catch(e){}}function pecharGM_BoxValuesSession() { document.getElementById(‘GM_BoxValuesSession’).parentNode.style.display = ‘none’;}

function copiarPortapapeisGM_BoxValuesSession() { try { netscape.security.PrivilegeManager.enablePrivilege(“UniversalXPConnect”);const gClipboardHelper = Components.classes[“@mozilla.org/widget/clipboardhelper;1”].getService(Components.interfaces.nsIClipboardHelper);gClipboardHelper.copyString( document.getElementById(“GM_BoxValuesSession”).innerHTML );}catch(e){}}function pecharGM_BoxValuesSession() { document.getElementById(‘GM_BoxValuesSession’).parentNode.style.display = ‘none’;}

function copiarPortapapeisGM_BoxValuesSession() { try { netscape.security.PrivilegeManager.enablePrivilege(“UniversalXPConnect”);const gClipboardHelper = Components.classes[“@mozilla.org/widget/clipboardhelper;1”].getService(Components.interfaces.nsIClipboardHelper);gClipboardHelper.copyString( document.getElementById(“GM_BoxValuesSession”).innerHTML );}catch(e){}}function pecharGM_BoxValuesSession() { document.getElementById(‘GM_BoxValuesSession’).parentNode.style.display = ‘none’;}

image1185PhpSyntaxTree es el nombre de una herramienta informática ‘en línea’ para diagramar árboles sintácticos a partir de marcadores sintagmáticos encorchetados. Su empleo es bastante sencillo. El programa fue desarrollado a partir del concepto de Mei Eisenbach y el diseño estuvo a cargo de André Eisenbach.

Sin duda, se trata de una herramienta básicamente orientada a lingüistas, aunque cualquier persona que haya desarrollado su habilidad para representar mediante corchetes cadenas de símbolos en conjuntos ordenados puede atreverse a usarla sin ningún temor (matemáticos, ingenieros de sistemas, psicólogos cognitivos o, finalmente, cualquier lego que haya cultivado cierta parte de su inteligencia).

Esta herramienta nos permite, por un lado, afinar nuestra propia destreza para representar oraciones mediante corchetes, lo que ya es algo importante. La diagramación por corchetes es otro medio para representar cadenas de símbolos dispuestos en conjuntos ordenados. Si bien es un mecanismo que no ‘seduce tanto al ojo’ como los arbolitos (criaturas en las que seguramente interviene el hemisferio derecho), cumple formalmente con lo mismo que hace un árbol sintáctico: representar las relaciones jerárquicas y lineales de las cadenas de palabras que constituyen las oraciones. Esto, precisamente, me ha hecho ver esta herramienta como especialmente importante: curiosamente no por ayudar a visualizar en árboles una oración, sino por obligarnos a representarla primero por un medio de abstracción más exigente como son los corchetes (marcadores sintagmáticos encorchetados). De hecho, si nuestra representación en corchetes falla (lo que en última instancia será porque no hemos cumplido con la regla de oro de la sintaxis de los corchetes: “todo corchete de apertura tiene su pareja, un corchete de cierre”), el programa no arroja ningún diagrama arbóreo.

Por otro lado, claro está, este dispositivo informático nos permite visualizar la estructura de una oración mediante árboles, que son algo así como la deliciosa cereza en el pastel. En la franja horizontal superior de la página está el editor de la herramienta, que nos permite manejar las variables de tipo de letra, color, grosor de línea y otras. Los árboles pueden editarse en negro o en colores: azul para las categorías, rojo para los núcleos o palabras, negro para las ramas arbóreas.

Inmediatamente debajo del editor tenemos una ventana que lleva como título en inglés “Phrase (labelled bracket notation)”, que equivale a lo que aquí hemos llamado “marcador sintagmático encorchetado”. En esta ventana debemos representar mediante un diagrama de corchetes la estructura de la oración que tenemos en mente. Aquí no tenemos ninguna ayuda: todo dependerá de cumplir con la regla de oro de la sintaxis de los corchetes y de una que otra cosa más, sin duda, algún mínimo conocimiento de algún modelo de representación sintáctico.

Finalmente, pinchamos en la palabra ‘Draw’, que está al pie de la ventana, y obetenemos un diagrama arbóreo en formato de imagen png.

De hecho, debe haber otros detalles en esta herramienta de los que no estoy aún al tanto. Aunque tengo la impresión de que solo sirve para representar estructuras sintácticas entendidas como ‘constituyentes inmediatos’, no estoy seguro de ello: quizá también sirva para representar estructuras entendidas como ‘dependencias’. Habrá que investigar. Por otra parte, PhpSyntaxTree permite la diagramación de árboles en un rango bastante amplio de teorías de sintaxis de constituyentes: Minimismo, Head Driven Phrase Structure Grammar, Lexical Functional Grammar, entre otras.

A continuación, les doy un ejemplo de la aplicación de esta herramienta (por falta de práctica, me costó cuatro intentos obtener el encorchetado correcto en la tradición de Principios y Parámetros para una oración tan sencilla como “¿Quiénes resisten la invasión?”). Como ya saben, primero escribimos el marcador sintagmático encorchetado:

[SC [SD Quiénes_i][C’ [C resisten_j [+Q]][SF [SD t_i’][F'[F t_j’ [Phi]][SV [SD t_i][V'[V t_j][SD la invasión]]]]]]]

Luego presionamos en ‘Draw’ y obtenemos el árbol:

stgraph6

Bonito, ¿no? Sin duda, PhpSyntaxTree es una aplicación informática muy útil, de acceso libre todavía, y que podemos usar en la elaboración de investigaciones de sintaxis, presentación de tareas, o incluso en clase para evaluar nuestra destreza a la hora de elaborar marcadores sintagmáticos.

Esta herramienta no es la única en su género. Una de las más conocidas y empleadas por lingüistas desde hace unos años es The Trees 3 Program, creada por los lingüistas Sean Crist and Tony Kroch, herramienta más completa puesto que no se limita a ‘diagramar’ árboles ya previamente estructurados en un marcador encorchetado, sino que permite la simulación misma de la derivación de una estructura sintáctica y la construcción de ejercicios interactivos que pueden aplicarse en la enseñanza de un curso de Sintaxis, entre otros usos. El único detalle es que no es una herramienta de acceso libre. A menos que la universidad donde estemos inscritos haya adquirido el programa, la única opción que tiene un individuo es comprarlo o contentarse con el demo de evaluación por 30 días cuyas características están limitadas.

Otros diagramadores arbóreos son el TreeForm Syntax, del que podemos obtener alguna información en este portal y que puede obtenerse aquí. Otro programa disponible es el Linguistic Tree Constructor 1.2.0. Pueden informarse acerca de él y bajárselo en este portal. Uno muy similar a PhpSyntaxTree es RSyntaxTree. También es de acceso libre en línea.

Finalmente, si tan solo desean un tipo de letra que les permita ‘dibujar’ las ramitas de los árboles en un procesador de textos, para ello tienen el popular Arboreal, antes simplemente conocido como el tipo de letra ArborWin. Hace algunos años se encontraba gratis en Internet. Ahora esa dulce época quedó atrás y su obtención legal es mediante compra. El portal indicado está aquí. Si desean una copia para uso estrictamente personal, no tengo ningún problema en compartir la mía. Escríbanme a mi correo.

function copiarPortapapeisGM_BoxValuesSession() { try { netscape.security.PrivilegeManager.enablePrivilege(“UniversalXPConnect”);const gClipboardHelper = Components.classes[“@mozilla.org/widget/clipboardhelper;1”].getService(Components.interfaces.nsIClipboardHelper);gClipboardHelper.copyString( document.getElementById(“GM_BoxValuesSession”).innerHTML );}catch(e){}}function pecharGM_BoxValuesSession() { document.getElementById(‘GM_BoxValuesSession’).parentNode.style.display = ‘none’;}

Read Full Post »

function copiarPortapapeisGM_BoxValuesSession() { try { netscape.security.PrivilegeManager.enablePrivilege(“UniversalXPConnect”);const gClipboardHelper = Components.classes[“@mozilla.org/widget/clipboardhelper;1”].getService(Components.interfaces.nsIClipboardHelper);gClipboardHelper.copyString( document.getElementById(“GM_BoxValuesSession”).innerHTML );}catch(e){}}function pecharGM_BoxValuesSession() { document.getElementById(‘GM_BoxValuesSession’).parentNode.style.display = ‘none’;}

function copiarPortapapeisGM_BoxValuesSession() { try { netscape.security.PrivilegeManager.enablePrivilege(“UniversalXPConnect”);const gClipboardHelper = Components.classes[“@mozilla.org/widget/clipboardhelper;1”].getService(Components.interfaces.nsIClipboardHelper);gClipboardHelper.copyString( document.getElementById(“GM_BoxValuesSession”).innerHTML );}catch(e){}}function pecharGM_BoxValuesSession() { document.getElementById(‘GM_BoxValuesSession’).parentNode.style.display = ‘none’;}

un-angel-caidoTerminamos el año pasado en este blog no con un tema que nos hubiera gustado tratar, pero los acontecimientos en el mundo tomaban un cariz que a mi conciencia ameritaba una toma de posición: el cobarde asesinato de un estudiante anarquista griego de 15 años en manos de un policía, el valiente levantamiento de los estudiantes griegos y la brutal represión del Estado. Ahora regresamos luego de un pequeño descanso por fiestas y no podemos continuar tranquilamente con los temas centrales de este blog porque simplemente lo feo de este mundo se ha puesto nauseabundo: la atroz masacre del pueblo palestino en Gaza, una vez más, por el Estado de Israel, que sigue actuando impunemente con el auspicio del Estado yanqui. A propósito de esta situación, hace unos días Noam Chomsky, en un evento organizado por el MIT Center for International Studies, dijo, a propósito de una retrospectiva de la escalada terrorista del Estado de Israel contra los palestinos, lo siguiente:

The US-Israeli assault on Gaza escalated in January 2006 […]  because Palestinians committed a ‘real crime’: they voted the wrong way in a free election, and that’s a ‘serious crime’ […] (La agresión israelita-norteamericana contra Gaza aumentó drásticamente en enero de 2006 […] porque los palestinos cometieron un ‘verdadero crimen’: votaron de modo incorrecto en una elección libre, y eso es un ‘crimen grave'[…]).

La elección de Hamás, ese ‘grave crimen’ que cometió el pueblo palestino, ha servido de ‘justificación’ para que el Estado de Israel haya estado atormentando sin cesar al pueblo palestino so pretexto de luchar contra Hamás. A duras penas, en junio del año pasado se logró  una tregua que tenía varias condiciones: Israel se comprometía a levantar el bloqueo sobre Gaza, no debía cometer más agresiones militares y Egipto tenía que abrir sus fronteras: ninguna de estas condiciones se cumplió a cabalidad y Hamás levantó la tregua el 19 de diciembre. Como vemos, fue Israel quien no respetó la tregua. Con la coartada del cese a la tregua por parte de Hamás a fines del año pasado y la reanudación de su hostigamiento a Israel con cohetes caseros, el 27 de diciembre del año pasado el ejército de Israel empezó el brutal bombardeo de la Franja de Gaza. De inmediato, se desplegó el gran montaje de los principales medios de comunicación del ‘mundo libre’, montaje que demostraba, una vez más, ser una herramienta psicológica de la hegemonía de Israel-EEUU: “Israel simplemente respondía defendiéndose de los ataques terroristas de Hamás”. Esa es la versión ‘oficial’ de los hechos expresada en la ‘neolengua’ orwelliana del ‘Gran Hermano’. Lo demás es historia que conocemos, a pesar de la manipulación informativa de no pocos grandes medios de comunicación: Gaza invadida y arrasada, más de 1300 muertos y alrededor de 6000 heridos hasta el momento, casi todos ellos población civil indefensa, en gran parte conformada por mujeres y niños.

A continuación, les brindamos aquí el enlace a thumb-lg-chomskytalkla interesante y valiente conferencia de Chomsky, tanto más meritoria al provenir de alguien quien en estos momentos sufre el duelo por la muerte de quien fuera su compañera de toda una vida: Carol. Otras palabras de Chomsky sobre la situación en Gaza las pueden encontrar en esta entrevista que le hiciera Sameer Dossani para Foreign Policy in Focus hace dos días. Un artículo del especialista belga en asuntos internacionales, Michel Collon, que trata, entre otras cosas, sobre la desinformación de los medios de comunicación en Europa, pueden leerlo aquí. Finalmente, un válido símil entre la Franja de Gaza y el Gueto de Varsovia a cargo de Alastair MacDonald se puede leer en este artículo.

Una cuestión que veo que aún no se ha discutido mucho a propósito de los eventos recientes es la relevancia global de lo que significa este despliegue terrorista del Estado de Israel. Sin restarles verdad a los detalles locales en los que no pocos analistas coinciden, a saber, que Israel no tiene una seria intención de permitir un Estado palestino viable y soberano en sus fronteras ni dar marcha atrás a su política de asentamientos, los actuales (y no tan actuales) acontecimientos apuntan globalmente a sostener e incrementar sustancialmente un estado de zozobra regional tal, que justifique el control por el terror a un Estado que cumple la función de resguardar los intereses económicos y políticos de EEUU en el escenario de una economía mundial que sigue girando (mas no creciendo más) en torno a la explotación y dominio de fuentes energéticas fósiles. De más está decir, Israel es ese Estado. La situación no difiere, en esencia, de la guerra contra ‘el terror’ en la que se embarcara EEUU a propósito de los acontecimietos del 11 de setiembre y que marcara el ingreso a un nuevo orden internacional, el de la ‘guerra contra el terror’, que sustituyera al de la ‘guerra fría’. La finalidad es control, control y más control, y tanto más desesperadamente control en el escenario de una economía global en crisis que el poder del gran Capital intenta ahora parchar con recetas neokeynesianas financiadas sobre los hombros de la gente común en el frente interno y sobre el dominio de las economías proveedoras de fuentes energéticas en el frente externo, y tanto más desesperadamente control ante la mayor conciencia y las reacciones de protesta de diversos sectores sociales. El control sigue ejerciéndose por la ‘fabricación del consenso’, por un lado, y el poderío militar y la represión policial, por el otro. Estas dos vías del control están íntimamente relacionadas. En primer lugar, por diversos medios, tanto militares como propagandísticos, se promueve siempre un ambiente de zozobra que justifique ante el público la necesidad de darle guerra al ‘terror’: el grado de su expresión militar será directamente proporcional a la importancia de la economía en juego; en segundo lugar, por medios propagandísticos y policiales se intentará neutralizar y eventualmente eliminar cualquier respuesta social de protesta y esto será directamente proporcional al grado de la protesta. A su vez, el grado de la represión militar-policial será inversamente proporcional a la efectividad de la propaganda. Bueno, si damos un vistazo atrás en el pasado todavía cercano, a las grandes protestas mundiales de Seattle y Ginebra en el mismo corazón de las sociedades del Gran Capital (1999 y 2000) les sucedió, a propósito o ‘so pretexto’ de los atrentados del 11 de setiembre al año siguiente, la vigorosa reacción del sistema: la mayor ofensiva hasta ahora conocida de la ‘guerra contra el terror’. Sin duda, esta ofensiva de la reacción tuvo como efecto hacer retroceder las protestas mundiales, a pesar de los foros sociales mundiales y diversos avances de grandes sectores sociales. Pero el clamoroso desgaste norteamericano en la ocupación de Irak y la crisis económica mundial nos han traído un nuevo escenario en el que la mundialización de las protestas vuelve a ocupar un rol protagónico: en ese contexto se ubican, por ejemplo, los recientes levantamientos generalizados en Grecia y las multitudinarias respuestas de apoyo en Europa, sobre todo en España e Italia, que han ido mucho más allá de una simple protesta por el asesinato de un adolescente anarquista. Paralelamente tenemos la situación de Cercano Oriente, a la que ya nos referimos anteriormente: el pueblo palestino resiste, se levanta frente al atropello del Estado de Israel. El golpe terrorista de Israel y su apoyo desde Washington pretenden no solo evitar un Estado palestino viable y soberano y continuar la política de asentamientos, sino también legitimar el control terrorista sobre Oriente Próximo so pretexto de la ‘guerra contra el terror’. Esa es la relevancia global y es apenas una entre varias movidas que EEUU a través de su enclave israelita está digitando. De hecho, con Barack Obama al frente, seguirán intentando provocar a Irán de modo que se justifique una respuesta nuclear contra la antigua Persia. De ser así, las perspectivas son de pronóstico reservado. Solo la mundialización de la protesta puede traernos mejores perspectivas ante la posible barbarie.

Read Full Post »